“La comunidad internacional respeta a Andorra porque hemos hecho los deberes”. Con estas palabras, el presidente de ese pequeño Estado soberano ubicado entre Francia y España se enorgullece de haber dejado atrás la etapa en la que era considerado un paraíso fiscal.

“Hemos batido un récord Guinness al conseguir una fiscalidad homologable. Y hemos firmado convenios de doble imposición con Estados que son paladines de la transparencia, como Francia, por ejemplo. Pero también con Estados como España o Portugal”, señaló Antoni Martí en entrevista con Radio ONU.

Además de su participación en el debate anual de la Asamblea General de Naciones Unidas, el Principado estuvo también presente en la Cumbre sobre Refugiados y Migrantes. Y es que, según Martí, “Andorra siempre fue un país de acogida”: de quienes huían del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial y hoy, de refugiados sirios.

El presidente destacó otros tres aspectos que caracterizan a este país de 77.000 habitantes: “La seguridad: tenemos una historia milenaria en paz. La segunda, nuestro sistema educativo. Todos los andorranos y también los residentes procedentes de otros países tienen tres sistemas educativos gratuitos y públicos: el andorrano, el español y el francés. Y por último, estamos considerados pioneros por la Organización Mundial de la Salud: tenemos mucha salud”.

Antoni Martín subrayó las buenas relaciones que mantiene con América Latina y expresó su voluntad de seguir abriéndose al mundo: “Un pequeño Estado como el nuestro solo puede ser grande si no se cierra entre las cuatro montañas que lo componen”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *